miércoles, 11 de septiembre de 2013

"El mal que uno hace se le devuelve"

Motivada por el comentario de un anónimo en este blog, he decidido escribir un poquito sobre aquellas circunstancias duras y dolorosas que nos tocan vivir y que muy inocentemente creemos que no las merecemos.

Señores, hoy más que nunca, estoy segura de ese dicho: "El mal que uno hace se le devuelve" y cuando digo mal, me refiero a toda acción que le haya provocado un daño a alguien. Todo.

Siempre me andaba quejando de mi soledad, de la tristeza perenne que vive en mí, pero ahora entiendo el porqué.

Lamentablemente, en un momento de mi vida, le hice daño a alguien. No fue con intención, lo juro, pero al parecer la vida no come cuentos con eso y hoy me toca padecer los estragos de haber hecho sufrir a esa persona.

Todos los días, desde que tomé conciencia de ello, le pido perdón a Dios por los errores cometidos y ruego que algún día me absuelva.

Así que si usted cometió algún acto que causó dolor, amargura o situaciones peores, le recomiendo que se prepare, porque tarde o temprano, le llegará su merecido.

Para nuestro pesar, así es la vida.

3 comentarios:

  1. Buen dia Srta Marissel no pense que mi comentario le haya causado ese pensar o que reflexionara a veces uno no escarmienta por cabeza agena. Tenga por seguro que ya ha pagado bastante y ahora solo deje de pensar en eso y solo trate de ser feliz o simplemente viva tranquila que todo fluira como vayan sucediendo las cosas.

    Ah y en el artículo anterior el anónimo tambien fui Yo no el sr escorpion. Saludos srta Marissel espero seguir leyendo buen material de usted.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Anónimo. Descuida que ya yo conozco la redacción de Escorpio y la tuya es diferente por lo que no los confundí. Sin embargo, sería bueno que usaras un seudónimo, aunque sea. Gracias por las reflexiones a las que me has llevado. Aprecio mucho tus comentarios. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Decide ser feliz. Es todo lo que debes o debemos hacer cada uno de nosotros. Perdonate a ti misma por haber cometido uno que otro error. Marissel, sé que eres buena. Por eso insisto en que NO mereces tal soledad y mucho menos sufrir. Gente muy adulta con cualquier cantidad de experiencia aún se complican en algunas decisiones y se equivocan. Tú tienes el derecho de equivocarte, pero a la vez tienes el deber de aprender y superarte. Confío en que lo harás. Insisto, perdonate a ti misma. Cuando lo hagas de corazón, podrás ver caminando a tu lado esa felicidad que nunca te abandonó y que sólo esperaba porque tú giraras la cabeza hacia ella. Otro abrazo, hoy 16 de Oct.
    Escorpio.

    ResponderEliminar