lunes, 5 de marzo de 2012

El Man ha resurgido en mi vida

Desde hace un tiempo, estoy viviendo momentos de profunda reflexión interna, un análisis constante de quien fui, quien soy y quien quiero ser en esta vida y más allá de ella. Muchas cosas han cambiado en mí. Varias de ellas las han leído en anteriores post.

El amor, las amistades, la familia, mis proyectos profesionales... he tenido que reevaluarlos y replantearlos para volver a tener fe en la gente y para creer en mis capacidades.

En este proceso, tuve la suerte de que mi hermana pusiera en mis manos el elemento fundamental para retomar mi confianza en Dios y en los demás. Este instrumento, producido y escrito por el sacerdote colombiano Alberto Linero, consiste en un oracional diario en el que estimula a sus lectores a descubrir que "¡El Man está vivo!".

Todos los días plantea una oración en la mañana, un tema del día, una tarea y una oración de la noche. En sus líneas, más allá de vanagloriar demasiado a Dios, nos invita a hablarle con el corazón, a contarle las posibles situaciones difíciles que estemos pasando y sobretodo a darle gracias por la vida, por las cosas buenas o las malas y porque siempre nos da su apoyo.

El Man me ha ayudado enormemente. Gracias a él he podido entender que la vida es como Dios quiere y no como yo la quiera, que cada momento vivido me lo ha puesto Dios en el camino para APRENDER, que debo tener metas propias que me hagan feliz a mi y no a los demás, que debo ser yo quien me dé el ánimo suficiente para levantarme de la cama aun cuando no quiera y que Dios me acompañará en cada paso que dé pues él quiere que yo sea feliz.

No saben lo mucho que él ha sanado mi corazón. Si no es él, ¿quien más pudiera ser el que le dé paz a mi alma? Gracias a él existo, gracias a él tengo todo mi cuerpo y mis órganos completos, gracias a él soy sana, gracias a él soy venezolana, gracias a él tengo a mi familia, gracias a él soy profesional y tengo un trabajo, gracias a él tengo buenos amigos... Gracias a él hoy puedo sonreir.

Siempre he creído en Dios a través de la iglesia católica pues así lo quisieron mis padres. Pero hubo un tiempo en el que perdí su orientación pues esa iglesia ya no me llenaba el espíritu, ese Jesús que ellos describen jamás podrá ser el mismo y verdadero Hijo de Dios.

El padre Alberto Linero (@PLinero en twitter) es un sacerdote diferente; no anda con poses de obispo ni pretensiones; habla claro y preciso; su discurso es comprensible, no utiliza historias rebuscadas; es honesto, original y su visión de Dios se parece bastante a la mía: Dios no es un castigador, Dios no quiere sufrimiento para nosotros; al contrario, Dios nos enseña y nos pone momentos en la vida de los cuales debemos aprender, sin aferrarnos al dolor, sino solo a crecer felizmente.

Si a mi me ha servido tanto, quiero compartirlo con ustedes para que también encuentren el sentido real de nuestra vida en la tierra y más allá de ella. Haciendo click en el link pueden ingresar a la página de El Man está vivo , en este al blog del Padre Alberto Linero y también pueden escucharlo todos los días a las 6:30 de la mañana (hora venezolana) en el canal por cable Caracol Internacional.

Lamentablemente, el oracional solo viene impreso y es distribuido por personas autorizadas. Yo pude contactar a una de ellas y lo estoy distribuyendo entre las personas más allegadas que lo deseen, no precisamente para obtener un lucro, sino para que su mensaje pueda llegar a más personas y estas a su vez encuentren espacios e instrumentos que los ayuden a orar a Dios. Quien desee, puede contactar conmigo.