miércoles, 8 de agosto de 2012

Tipos de choferes de carritos de tráfico

En mi vasta experiencia en medios de transporte público, he venido pensando hacer unos prototipos de choferes de carritos de tráfico. Aquí les dejo mi percepción:

- El que no responde: Lo usual (para algunas personas) es que cuando nos montamos en el carrito, decimos "Buenos días" o depende de la hora que sea, el conductor ni una mueca hace para responderle a uno tan respetuoso gesto. Cuando mucho un balbuceo -¿Señor, pasa por 5 de julio? - Ujum!.

- El que sí responde y hasta desea buen día: No todos son maleducados. Hace días me sorprendió uno cuando, ya a punto de bajarme y luego de darle las gracias por su servicio, me dijo: "De nada, señorita, que tenga un buen día". Esto fue digno de una sonrisa mía.

- El que odia que le paguen con billetes grandes: "Ah no, señorita, yo no tengo vuelto pa' 50Bs. ¿Cómo se le ocurre darme ese billete? Si acabo de salir a trabajar!!!" Y hasta se ofenden. No sé en que mundo andan ellos (¿o yo?), pero hasta donde sé si él es quien presta el servicio debería tener "sencillo" para devolver o no? De igual manera, para ahorrarse la mentada de madre, siempre lleve consigo billetes de baja denominación.

- El que oye música: Siempre me consigo uno que así sea por el reproductor o por el teléfono va escuchando música, preferiblemente, Los Blancos, El Súper Combo Los Tropicales, Argenis Carruyo, Héctor Lavoe y demás artistas salseros o merengueros de los 80's o 90's. No puede faltar a las 5 o 6 de la tarde el programa radial "Guarachando". No obstante, en estos días me sorprendió un chofer, como de 26 años, que iba escuchando Camila a las 8.00 am. Qué buen despecho tenía!!!

- El cascarrabia: por todo se molesta... si le dan duro a la puerta, si los pasajeros se bajan a cada cuadra, si le dan billetes "duros" (osea de 50Bs o 100Bs), si el pasajero no tiene la cantidad suficiente (aunque lo monta, le da rabia), si el compañero chofer que lleva delante va parando a cada rato y le va "robando" pasajeros, si se montan pasajeros con sobrepeso (Hace días me sorprendió uno con esto: "Ah no mija, yo no te voy a llevar porque me esbaratais -dícese romper- el cojín".

- El maracucho raja'o: este es mi favorito, lo confieso. Me hacen reir mucho sus ademanes, la forma como habla, el voseo en su máxima expresión, cuando hace algún comentario sobre el tema del momento.

- El coleccionista: este chofer es aquel que tiene sepetecientas calcomanías pegadas en tablero del carro, en especial aquellas que dicen "Te deseo el doble de lo que me deseas a mí" y "Con Dios de mi lado, quién contra mí" y, por supuesto, impelables las estampitas de José Gregorio Hernández o la del Sagrado Corazón de Jesús; también coloca muñequitos de Mc Donal's, guinda del retrovisor regalitos o mensajes que le obsequiaron el Día del Padre y no puede faltar la imagen del gatico dorado moviendo la mano o el perrito al que se le mueve la cabeza.

- El higiénico: de estos hay muy pocos (si se consigue uno disfrute el momento) y son aquellos que cuando uno se monta al carro lo primero que se respira es el perfume del chofer, en lugar del monóxido de carbono, lo que es como de agradecer. También me sorprendió en estos días uno que se tapó la boca luego de estornudar; esto me dejó atónita. Por lo general, llevan un pañito de mano suuuuciooo para despojarse del sudor.

Creo que existen muchos prototipos más pero estos para mí son los más peculiares y divertidos.

martes, 7 de agosto de 2012

De verdad ¡¡¡¡Paren que me quiero bajar!!!

En estos últimos días, he estado experimentando un fuerte deseo de irme lejos, de bajarme del mundo, como dice Mafalda. A los 24 años me he dado cuenta de que este mundo está demasiado echa'o a perder como para que siga girando.

El individualismo cada día ocupa más espacio. Cada persona anda pendiente de cómo se puede favorecer sin importarle lo más mínimo o si con ello afecta a los que están a su alrededor.

En estos días, bauticé la actitud que menos le aguanto a la gente: el "favorcismo".... qué odioooo me da cuando a la hija, prima, sobrino, abuelita y mamá del jefe hay que darles preferencia cuando hay 300 personas esperando para sacarse la cédula (por ejemplo) y eres tú el que está tratando de organizar la cola, entonces pretenden pedirte "ese favorcito". Matame mejor ¿Sí?

Digame las embarazadas que parece que cuando les dicen que están embarazadas es como si les hubiesen dicho "de ahora en adelante eres una inútil, no puedes hacer nada".... siiii, ta' bien... hay embarazos de alto riesgo... pero con ese cuento la gran mayoría quiere pasar de primera, no quiere ir parada en el bus, hay que alcanzarle las cosas, llevarle la comida, no puede cargar ni una bolsa... Osea!!!!! Que alguien les explique que son un ser humano más en el mundo y ya!!!

Si hay que hacer cola, no intente colarse o conseguir a "un amiguito" pa' que "le haga el favor"; si hay calor, acostúmbrese, estamos en Maracaibo, con quejarse no cambiará el clima; si hay frío, disfrútelo, no se siente todos los días; respetemos los derechos de los demás y acatemos nuestros deberes; y sobretodo, acepte a los demás como son sin criticarlos ni juzgarlos ni querer cambiarlos.

Pero tristemente para mí (y lamentablemente), habrá que volver a crear el mundo y quitarles todas esas mañas pa' que podamos ser un poquito mejor.

Mientras tanto, intentaré esquivar estas situaciones, tratando de rescatar las cosas buenas, porque de otra forma me terminaré bajando de este mundo, literalmente.

lunes, 5 de marzo de 2012

El Man ha resurgido en mi vida

Desde hace un tiempo, estoy viviendo momentos de profunda reflexión interna, un análisis constante de quien fui, quien soy y quien quiero ser en esta vida y más allá de ella. Muchas cosas han cambiado en mí. Varias de ellas las han leído en anteriores post.

El amor, las amistades, la familia, mis proyectos profesionales... he tenido que reevaluarlos y replantearlos para volver a tener fe en la gente y para creer en mis capacidades.

En este proceso, tuve la suerte de que mi hermana pusiera en mis manos el elemento fundamental para retomar mi confianza en Dios y en los demás. Este instrumento, producido y escrito por el sacerdote colombiano Alberto Linero, consiste en un oracional diario en el que estimula a sus lectores a descubrir que "¡El Man está vivo!".

Todos los días plantea una oración en la mañana, un tema del día, una tarea y una oración de la noche. En sus líneas, más allá de vanagloriar demasiado a Dios, nos invita a hablarle con el corazón, a contarle las posibles situaciones difíciles que estemos pasando y sobretodo a darle gracias por la vida, por las cosas buenas o las malas y porque siempre nos da su apoyo.

El Man me ha ayudado enormemente. Gracias a él he podido entender que la vida es como Dios quiere y no como yo la quiera, que cada momento vivido me lo ha puesto Dios en el camino para APRENDER, que debo tener metas propias que me hagan feliz a mi y no a los demás, que debo ser yo quien me dé el ánimo suficiente para levantarme de la cama aun cuando no quiera y que Dios me acompañará en cada paso que dé pues él quiere que yo sea feliz.

No saben lo mucho que él ha sanado mi corazón. Si no es él, ¿quien más pudiera ser el que le dé paz a mi alma? Gracias a él existo, gracias a él tengo todo mi cuerpo y mis órganos completos, gracias a él soy sana, gracias a él soy venezolana, gracias a él tengo a mi familia, gracias a él soy profesional y tengo un trabajo, gracias a él tengo buenos amigos... Gracias a él hoy puedo sonreir.

Siempre he creído en Dios a través de la iglesia católica pues así lo quisieron mis padres. Pero hubo un tiempo en el que perdí su orientación pues esa iglesia ya no me llenaba el espíritu, ese Jesús que ellos describen jamás podrá ser el mismo y verdadero Hijo de Dios.

El padre Alberto Linero (@PLinero en twitter) es un sacerdote diferente; no anda con poses de obispo ni pretensiones; habla claro y preciso; su discurso es comprensible, no utiliza historias rebuscadas; es honesto, original y su visión de Dios se parece bastante a la mía: Dios no es un castigador, Dios no quiere sufrimiento para nosotros; al contrario, Dios nos enseña y nos pone momentos en la vida de los cuales debemos aprender, sin aferrarnos al dolor, sino solo a crecer felizmente.

Si a mi me ha servido tanto, quiero compartirlo con ustedes para que también encuentren el sentido real de nuestra vida en la tierra y más allá de ella. Haciendo click en el link pueden ingresar a la página de El Man está vivo , en este al blog del Padre Alberto Linero y también pueden escucharlo todos los días a las 6:30 de la mañana (hora venezolana) en el canal por cable Caracol Internacional.

Lamentablemente, el oracional solo viene impreso y es distribuido por personas autorizadas. Yo pude contactar a una de ellas y lo estoy distribuyendo entre las personas más allegadas que lo deseen, no precisamente para obtener un lucro, sino para que su mensaje pueda llegar a más personas y estas a su vez encuentren espacios e instrumentos que los ayuden a orar a Dios. Quien desee, puede contactar conmigo.

miércoles, 11 de enero de 2012

Mi abuela es un show. Parte II

Para continuar con la lista de frases que caracterizan el lenguaje de mi abuela (y ahora el mío y el de todos mis primos), aquí les dejo una segunda parte muy breve:
- "Garrancho": persona que es muy muy muy delgada casi que está en el hueso; es de mal comer; nunca tiene hambre o no le gusta nada.
- "Tres pelagatos": grupo de personas minoritario y sin importancia (probablemente porque no son sus personas favoritas) que están reunidas en una fiesta, conversando o almorzando. Ejemplo: - En el cumpleaños de fulanita estaban tres pelagatos nada más.
- "Pajuatos": sinónimo de "paju'o", en el sentido de persona aburrida, que no habla, que no cuenta chismes, no baila, no come, no hace nada que sea divertido.
- "Mejor me vuelvo muda": expresión que surge cuando ella hace un comentario sobre algo y uno le explica que quizá no es lo que ella cree o que está equivocada. Para no aceptar que cometió un error, lanza esta frase y lo deja a uno mudo.
- "Yo no hablo con bobas": esta es nueva. Surgió un día cuando estaba de visita en casa de un familiar de ella, pero como la señora no hablaba casi, ni le comentaba cuentos de sus hijos, de vez en cuando se reía de algún chiste medio malo, ella decidió darle la espalda, pues "no hablo con bobas".
Espero que les gusten. Algún día, publicaré un audio con la conversación que entre primos hacemos utilizando sus frases.
Seguiré con el registro de las frases más peculiares.