lunes, 6 de junio de 2011

Mi abuela es un show. Parte I

Durante mucho tiempo, en mi familia se ha gestado la idea de sacarle provecho a mi abuela... Bueno, no a ella, a las cosas que ella dice y/o hace. Yo he decidido tomar las riendas y zapar en tan divertida aventura. Vamos a ver cómo sale esto.

Imagínense este panorama: mi abuela es una señora de 70 y pico de años (creo) y seria, muy seria, casi regaña, bajita, pelo negro como el azabache del tinte, de lentes, delgada... Y con un vocabulario que solo entendemos nosotros. A manera de glosario, aquí les muestro cómo se expresa:

- "Mijita": mujer, en tono regañón, quizá despectivo. Ejemplo: "¡¡¡Mijitaaaaaa, hablaaaaaá!!!".
- "Será que uno habla con las paredes": cuando ella habla y habla y habla y nadie le responde.
- "Qué tanto es eso": para hacer referencia a alguna acción en la que no se ejerce demasiado esfuerzo.
- "Vaya, vaya": expresión de sorpresa.
- "Ese es nadie": persona que para ella no significa mucho que digamos.
- "Ya! que esto jala": para acabar una conversación por teléfono que está costando mucho dinero.
- "Esos son mudos": para hacer referencia a varias personas que no le responden cuando ella habla y habla y habla.
- "Soy yo": para iniciar una conversación por teléfono, en lugar de decir "Aló".
- "Cataplasma": persona que es lenta, perezosa y no ayuda en los quehaceres de la casa.
- "Calembe" (este era mío pero ella me robó el copyright): persona débil, lenta, que no hace nada, que se enferma mucho.
- "Todo es un secreto": cuando no se entera de los planes y/o enfermedades de alguien en la familia.

Esta historia continuará....