lunes, 5 de julio de 2010

El precio de estar saludable

Hace poco escribí sobre una interrogante que me daba vueltas en la cabeza. El post estaba titulado como "¿Será que necesito un psicólogo?" y ustedes, muy amablemente, llegaron a la misma conclusión que yo... sí lo necesito. Unas semanas después creo que les debo un resumen de lo ocurrido.
Nunca fui. No he podido ir porque resulta que me han caído las mil plagas de Egipto: úlcera gástrica, una infección, el sistema inmunológico débil y otra cantidad de achaques -parezco una vieja (sin ofensas)- y entre una efermedad y otra me toca hacer recorrido por un montón de especialistas: gastroenterólogo, ginecólogo, nutricionista y aparte el psicólogo.
Eso implica tener unos cuantos millones en el bolsillo, no sólo para pagar la consulta y los exámenes que de seguro me mandarán a hacer, sino también el bojote de medicinas. Haciendo un muestreo por algunos médicos, para saber de cuánto dinero debía disponer, se me subió la tensión. ¡Es increíble lo costoso que es ir a un médico particular en esta ciudad!
Cada primera consulta cuesta entre 300 y 400BsF y las sucesivas entre 100 y 250 BsF, perdón, pero ¿Están dementes? ¿Alguien me puede explicar por qué un médico tiene que cobrar tanto por prestarme sus conocimientos para mejorarme?
Cualquiera me diría "pero vete para un hospital, ambulatorio o algún centro de asistencia médica pública y no pagarás nada". Disculpe pero no. Ese cualquiera que sepa sobre la situación en los hospitales de nuestro país, sale huyendo, principalmente por el trato que uno recibe de un médico y las cosas que tienes que pasar, como tener que irte a las 4.00 de la mañana para agarrar cita.
Entonces, prefiero ir a un médico particular, que me cobra 350Bsf por estar conmigo menos de una hora, que estoy segura de que me va a prestar atención, que me va a evaluar y va a hacer un buen diagnóstico. Pero insisto, ¿Por eso tiene que cobrar tanto?
No es por desmerecer el trabajo, el tiempo y el conocimiento que invierten los que por vocación estudian esa profesión. Incluso, mi hermana es médico y sé todo el esfuerzo que deben hacer para ser realmente buenos, pero eso no debe tener nada que ver con el alto costo que uno debe pagar por tener salud.
Fue allí cuando reflexioné en lo que tanto he sostenido hasta ahora: ¿En realidad es positivo que existan profesionales de la medicina especialistas en cada órgano del cuerpo? Si debo pagar eso y más, NO. Entonces, me fui para un médico internista, que además es homeópata y aplica acupuntura. Me diagnosticó todo sin decirle más que los síntomas y hasta ahora me he sentido mucho mejor.

4 comentarios:

  1. Qué divertido, justo me estaba cuestionando el mismo tema en mi país (Chile lindo).
    Acá sucede algo muy similar, tenemos este sistema privado que es muy caro y que en caso de ser barato es muy malo (hay que decirlo) y por otro lado el sistema público que está colapsado, pero es ¡gratis!.
    También está el problema de las Isapres (seguros de salud) en donde una mujer, por lo menos acá en mi Chile querido, debe pagar mínimo 1080 doleres al año para que una atención médica le cueste 6 dólares,% ¡una verdadera ridiculez! Y cuando te hospitalzas, luego de todo el dinero que ya le has regalado durante años, ni siquiera te cubren el 100%, son unos caraduras.
    Así es la vida, ojalá que algún día las cosas mejores.

    :)

    ResponderEliminar
  2. Bueno mari como anecdota particular me toco ir para un hospital publico debido a un dolor abdominal que presentaba y mi sorpresa fue que despues de varias evaluaciones y espera que me rebisaran como 3 medico me diagnosticaron apendicitis y me informaron que tenian que operarme, bueno yo muy contento porque por fin me dijeron la causa del dolor y que quizas en poco tiempo ya estaria mejor resulta que estuve 24 hora en la emergencia del hospital esperando para que me operaran, me colocaron suero porque no podia comer ni beber nada y cada vez que se acababa tenia que rogarle a todas las enfermeras que pasaban para que me colocaran otro y sin contar la cantidad de veces que le escuche a mi mama preguntarle a los medicos que cuando me iban a operar y ellos solo respondian pronto que ya faltaba poco, despues de una larga espera de 24 horas puedo decir que se lo que es ir a un hospital publico y las decadensia que uno pasa alli por el solo hecho de que para costearte la operacion en uno privado necesitas un seguro multimillonario o simplemente venderles un organo!!!

    ResponderEliminar
  3. Natalia, me encantan tus comentarios pues siempre me enseñas algo nuevo de Chile!! Lástima que este caso sea tan triste como aquí en Venezuela! Lo que me comentas es un abuso y si no hacemos nada para que las cosas cambien, todo será peor! Comparto tu reflexión!!

    ResponderEliminar
  4. Fran, te entiendo perfectamente pues me pasó lo mismo! Es increíble las decadencias que debe pasar uno en un hospital público simplemente por no tener una millonada. Esto sin mencionar todo lo que te exigen en una clínica para tener mejores atenciones, porque si lo digo, se pone peor mi úlcera! Todo es causa de la desconfianza que uno siente hacia esas entidades públicas (y bien ganado que se lo tienen)! Gracias por compartir tu experiencia! Espero que te mejores pronto!! ;)

    ResponderEliminar