martes, 22 de junio de 2010

Vibrando por el fútbol

En estos días de fútbol y buena vibra, no me queda más que hablar también de ese deporte en mi blog. Muchas cosas han unido a todos los seres humanos del planeta en un momento determinado. Catástrofes o terremotos son los más comunes; pero pocas veces nos acerca un sentimiento tan agradable, divertido y de tanta energía positiva como el que estamos presenciando ahora: el Mundial de Fútbol Sudáfrica 2010.

Quizá parezca algo tonto, pero se me eriza la piel cuando pienso en que millones de personas en el planeta tierra estamos vibrando bajo este mismo sentimiento que ocurre cada cuatro años, como es el caso de un Mundial de Fútbol. Miles de millones andamos todo el día pendientes de los televisores, las computadoras y su internet, la radio y la prensa para ver cómo van los partidos, quién está jugando y sobre todo quién va ganando.

Pero lo más admirable de todo este movimiento -por llamarlo de alguna manera- es que apoyemos y "liguemos" equipos de otros países que a veces ni conocemos y que apreciemos el esfuerzo que hacen aquellos que no son tan buenos (pero como me dijo una profesora en estos días "por algo están en un Mundial").

Esa expresión de felicidad que me eriza la piel la puedo ver en cada reunión de amigos, quienes se juntan para disfrutar de algún partido; en los restaurantes, donde los fanáticos se congregan para deleitarse con el mejor fútbol del mundo; en cada niño que lleva una camisa de Brasil, Argentina o Sudáfrica; en los abrazos que se dan unos y otros para celebrar un gol; o hasta en el simple grito de un "goooooollllll".

De las tantas canciones que salieron para venerar este evento, me inspiró profundamente la letra de Waving Flag, interpretada por David Bisbal y K'naan; en especial, esta parte:
"...unidos seremos grandes, seremos fuertes, somos un pueblo,
bandera de libertad, que viene y que va (...) "


¡Todo eso me encanta, por más sencillo que parezca! Quiero compartir con ustedes y quizá contagiarlos de esa felicidad, de lo afortunada que me siento de poder vivir estos acontecimientos que por instantes de tiempo derriban fronteras y muros de separación y nos convierten en un mundo unido que baila al mismo son, que nos hace sonreir y olvidar el odio, las guerras. ¿Sería una locura proponer que un Mundial de Fútbol se realice anualmente?

6 comentarios:

  1. Saludo, amiga bella:
    Muy buena entrada es ésta, me agradó, y es así, tal y como dice el estribillo de la canción por ti citada: "...unidos seremos grandes, seremos fuertes, somos un pueblo, bandera de libertad, que viene y que va (...) ". Un placer leerte.
    Besos y abrazos, bella Marissel.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Rodolfo, por dedicarme un tiempo en tu día y comentar en mi blog! Pocas cosas nos unen, el futbol y los blogs son algunas. Enhorabuena! Un súper abrazo!

    ResponderEliminar
  3. eyyy yo vivo cantando exactamente esa parte de la cancion de dAVID. SALUDOS

    ResponderEliminar
  4. Hola Marissel un gusto saludarte, Seria muy bueno disfrutar de una mundial anualmente aunque economicamente no es posible, croe que es uno de los eventos que te hace olvidar lo malo que pueda estar pasando en determinado momento, el futbol es un deporte capaz de unir al mundo a la familia a los amigos, es realmente agradable ir a sitios y ver como amigos y familiares de diferentes equipos comparten momentos y hasta discuten sanamente jugadas polemicas, definitivamente el futbol une al mundo y hasta lo paraliza jejeje

    ResponderEliminar
  5. Betzaaaa, "...unidos seremos grandes, seremos fuertes, somos un pueblo,
    bandera de libertad, que viene y que va (...)" jajajaja!! será por eso que nos llevamos tan bien!! Abrazos!!

    ResponderEliminar
  6. Holaa Fran, gracias por volver a mi blog!! siiiií es triste que no puedan hacerse anualmente! Apenas a dos días de haberse acabado el Mundial y ya estoy aburrida de la rutina!! Quiero ver a Messi, a Forlán, a Casillas.. jajaja!! Pero qué se hace.. será que nos desparalizamos?? jajaja! Gracias de nuevo!! Un abrazote!

    ResponderEliminar