jueves, 19 de noviembre de 2009

¿Cambiando para bien o para mal?

En estos últimos meses, he estado consciente de los cambios que se han dado en mi vida y no sé cómo, por qué, cuándo, ni para qué. Lo cierto es que yo siento que no he hecho nada intencionalmente para buscarlo, mas sí lo he encontrado.

Creo que todo vino con mi graduación de periodista. Cuatro años que se me pasaron volando y ya ni recuerdo mi primer día de clase. No sé si me reí o si sufrí; no estoy segura si fue la mejor etapa de mi vida, como dicen muchos; no sé si me quedaron amigos; no sé si tengo algún recuerdo que valga la pena contar a mis nietos.

Hace unos días fui hasta mi universidad y me impresionaba ver lo diferente que ya soy a los estudiantes de ahorita: me visto más formal (aunque nunca me gustó andar en gomas), me maquillo, me seco el cabello, pero además, me expreso diferente, tengo más léxico y me encanta hablar del periodismo y sus conflictos. Hoy me siento tan extraña que opaca la felicidad de mi logro.

Es increíble cómo pasan los años sin que te des cuenta y aunque muchas personas te digan que debes vivir al máximo cada día, parece que los viví con más pereza. Es impresionante cómo de un día para el otro cambia mi vida simplemente porque soy profesional. Mis pensamientos no son los mismos de hace siete o diez años, ni mis metas, ni mis ideas y no puedo definirlas como mejores o peores, simplemente no son iguales.

"¿Será doctor, que esto me pasa sólo a mí o a todo el mundo?", no sé si la respuesta la tendrá Freud o Arjona, pero creo que no hay nadie que salve de este absurdo.

6 comentarios:

  1. Noto en tus palabras un toque de desagrado o frustacion, la vida universitaria no es igual para todos, a lo mejor no tuvistes la oportunidad de gozar tanto como tu en algun momento lo esperabas, lo importante es que cumplistes una de tus metas al graduarte y te felicito por el tan poco tiempo. puede ser que a lo mejor te empeñaste tanto en graduarte rapido que no disfrutastes al 100% pero tranquila que eso lo iras superando a medida que la vida te lo permita.! por mi parte concuerdo contigo no es igual entrar a la universidad como estudiante que como graduado las cosas son diferentes ya que uno cambia y de cierta forma maduramos un poco mas estando fuera de la universidad. la vida universitaria nunca se olvida y por mi parte obtuve buenas y malas experiencias peo las buenas son las que se recuerdan.!

    ResponderEliminar
  2. Hola, anónimo! Sabes? creo que diste en el clavo. Mi empeño y desespero por hacer las cosas rápido me están produciendo estos sentimientos tan extraños y saber que fue por mi culpa me da más rabia aún. Pero así es la vida; cada cosa tiene su tiempo y no tenemos por qué alterarlos.
    Me alegra que para tí sí haya sido una experiencia tan magnífica y que las cosas buenas perduren en tu memoria hasta contarles a tus nietos.
    Gracias por pasar por aquí y dejar tu comentario! ;)

    ResponderEliminar
  3. hola marissel simplemente la vida nos da ese toque de algunas veces poder saber como se siente una persona por simple echo de como escribe. tranquila no te juzgues si en algun momento lo has echo. me atrevo a darte un consejo. trata de vivir tu vida con mas calma y disfrutando cada cosas que haces ya eres profesional y ahora cada cosa que realises hazla con calma y disfrutando cada intante con un toque de locura y de cordura una gran contradiccion cierto? pero te aseguro que sentiras un gran cambio. te deseo exito cada vez que puedo leeo tu blog.!

    ResponderEliminar
  4. Saludo bella Marissel:
    Eso indica que está creciendo y crecer es bueno aunque uno se sienta un poco confuso con los cambios. Te felicito por tu graduación. ¡Congratulaciones!, espero te vaya bien en tu carrera profesional.
    Por otra parte, estoy aquí, además de por leerte y visitarte, porque quiero que lea la respuesta al comentario que dejaste en mi página:
    Marissel querida:
    Me emociona bastante que te haya gustado el artículo y, permiteme decirte que, así mismo como dice es: si todos o cada uno de nosotros despertará, aún sea por un instante, su superheroe interno dedicándose a aportar cosas más positivas a la humanidad y rechazando, destruyendo o, al menos, no apoyando las negativas el mundo sería mucho mejor. En cuanto a los cambios implementados, te diré que a mí también me gustaba más la plantilla anterior, pero ésta no me permitía, por el diseño original que trae, implementar los cambios que hoy exhibe la página, además, me parece que el color verde está mucho más acorde con el nombre, con cierto sentido ecólogico, del blog...
    Marissel querida, gracias y recibe de mí un cariñoso abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo 2, muchas gracias por tus consejos. Si antes me volví loca tratando de hacer las cosas rápido porque sería mejor, ahora me volveré demente haciendo las cosas que quiero y a su debido momento. Gracias por tu visita!

    ResponderEliminar
  6. Rodolfo, muchas gracias por enviarme hasta aquí la respuesta a tu post y además por comentar el mío.
    Seguimos coincidiendo en un mundo mejor, pero lamentablemente no todos los que habitamos el planeta pensamos igual. Aquí es cuando yo digo que el mundo sería más fácil si todos estuviesemos de acuerdo en todo.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar