viernes, 25 de septiembre de 2009

Meditando, trasladando

Sentí cómo mi cuerpo se iba elevando lentamente. Una media vuelta, dos vueltas completas, horizontal, vertical. Yo, en un intento por evitar esa sensación, no dejaba de pensar en que quería que terminará y de vez en cuando medio abría los ojos para recordar que estaba acostada en la cama de un consultorio. No estaba drogada; fue mi primera meditación.

Mientras la voz del cd me decía que me relajara, yo luchaba por no hacerlo, no sé ciertamente por qué, pero a juzgar por esa sensación de desprendimiento creo que sí lo logré.

Esa voz de mujer me decía que me iba a encontrar con mi ángel de la guarda y así lo sentí, mas no lo vi, no pude definir su rostro.

Al final de la meditación, ella me sugería sentirme feliz, en paz y en tranquilidad. Sin embargo, dentro de mí sentí mucha tristeza, quise llorar, llorar por mucho rato, hasta sacar todo lo que ha dejado una huella negativa en mi vida, lo que ha sellado mi corazón, la ausencia, las distancias, los engaños, la lástima.

Cualquiera diría que he tenido una vida horrorosa y no ha sido así, no la considero, pero sí ha habido ciertos episodios que todavía no he podido descifrar el contenido de la moraleja ni saber de qué manera me pueden enseñar a ser mejor.

viernes, 18 de septiembre de 2009

Tan cerca y tan lejos

No sé si sea por cosas del destino, pero hoy descubrí algo que se llama "Angeloterapia". La doctora que me atendió leyó unas cartas en las que describía mi situación actual, que debo confesar acertó una gran cantidad de cosas sin que yo le dijera nada.

Nada de eso me extrañó, pues desde hace tiempo sabía algo de la metafísica y el feng shui. Lo que sí me asombró fue que una vez más verifico la conexión que sigo teniendo con mi papá, aún después de 10 años de su fallecimiento.

Según me contó la doctora, cada quien de acuerdo con su signo y fecha de nacimiento tiene un arcángel -Miguel, Uriel, Gabriel, Chamuel, Rafael- y resulta que el mío es nada más y nada menos que el último, el nombre de mi papá.

No hice más que estallar en un llanto, no sé si de felicidad o tristeza, de saber que a pesar de que no está físicamente conmigo, aún sigue aquí, pendiente de mí, cuidándome.

Apenas estoy comenzando en esto de la "Angeloterapia" así que desconozco muchas cosas y mientras las descubro, les seguiré relatando.

domingo, 13 de septiembre de 2009

Sifrinas mal habladas

En este arranque mío por criticar los comerciales de televisión, me cayó como anillo al dedo la publicidad de las sandalias Sifrina's y Sifrinita's, pues las dos últimas han sido una peor que la otra, no sólo en su contenido sino en la construcción del mensaje.

La edición anterior trataba de que las actrices, Norkys Batista y otras niñas, descubren las sandalias que aparecen en medio de un supuesto ensayo de orquesta sinfónica, así lo expone el ambiente. Ellas, vestidas en esmoquin negro, con batuta en mano y otros instrumentos, demuestran una actitud aburrida en pleno ensayo hasta que aparecen las sandalias y la felicidad las invade. Todo esto hace pensar que el mensaje de esta propaganda consiste en que la música clásica puede ser fastidiosa, justo ahora cuando en Venezuela, el Sistema de Orquestas Sinfónicas Juveniles e Infantiles ha tomado tanto auge gracias a la creatividad, innovación y disciplina de sus integrantes lo que no se traduce más que en orgullo para el país. Qué poco valor se le da en esta publicidad.

Pero la cosa empeoró cuando se les ocurrió la idea de incluir diálogos o mejor dicho, frases pronunciadas por las modelos y que están un poco erradas en la construcción de la oración. El parlamento de Norkys Batista dice más o menos así: "Me las dejas bien bellas porque voy un momentico al lado" y me pregunto yo ¿Por qué el hecho de que ella vaya "al lado" tiene que ser la justificación o causa para que las dejen "bonitas"? Por favor, presten atención a lo que dicen, pues si tan sólo cambiaran el "porque" por un "mientras", todo quedaría perfecto. Yo recomendaría que si nos les importa el mensaje, entonces sigan haciendo los comerciales sin que las "sifrinas" tengan que pronunciar palabra alguna.

Cualquiera diría que esto es una tontería, pero no olvidemos que los medios son educativos y deben, por obligación, cuidar el vocabulario de sus televidentes y preservar la cultura de los venezolanos.

miércoles, 2 de septiembre de 2009

¿El champú con sexo?

No entiendo que está pasando últimamente en los comerciales publicitarios que transmiten en la televisoras venezolanas, pues al menos la marca Every Night está relacionando el mensaje de la campaña publicitaria con el sexo. Para muestra, compruébenlo ustedes:
- La publicidad de Every Night gel dice algo así:
"Chamo, nada como tenerlo parado toda la noche -mientras se toca el cabello-... sin dejar evidencia... coroné, coroné... ella me lo tocaba, me lo acariciaba y nunca se bajó... para eso lo tengo, no? para usarlo".

- Every Night acondicionador va más o menos por el mismo tono:
"Cuando llegue a mi casa, llenaré la bañera y lo consentiré poco a poco... para darle tiempo... y mi esposo tendrá que esperar un poco...".

Yo sólo me pregunto, ¿Será que las personas cuando piensen en sexo les provocará lavarse el cabello o cuando se laven el cabello querrán tener relaciones? No comprendo por qué el mensaje tiene que ir en ese tono, no veo el por qué de la relación.
Lo peor es que a pesar de que en Venezuela tenemos una ley que regula la transmisión de ese tipo de contenidos a determinadas horas, a las televisoras no les importa ni medio que un niño pueda ver o escuchar ese mensaje.
Invito a los creadores de esos comerciales a que no sean tan primitivos, ni tan "originales", pues a parte de que son súper vulgares, no benefician en nada a sus clientes.
Aquí tienen el primero de ellos: