miércoles, 18 de marzo de 2009

Mujeres: ¡Sigamos luchando por la autonomía!

Para nadie es una novedad que siglos atrás, el hombre tuvo mayor representatividad, libertad y privilegios que la mujer en los diferentes escenarios de la vida pública y en la vida privada.
Desde hace unas cuantas décadas, las féminas se han dado el puesto que desde la existencia les corresponde, no sólo por ser un ciudadano más dentro de la sociedad, sino por la preeminencia que tienen en el desarrollo de la humanidad. Sin embargo, y aunque no queramos reconocerlo, el hombre sigue teniendo mayor poder que nosotras en las distintas actividades y roles de la vida.
A esta triste conclusión llegué en un juego de bolas criollas que presencié hace algunos meses y en el que observaba cómo el hombre, en funciones de capitán del equipo, conserva ese dominio ante la mujer y cómo nosotras seguimos siendo tan sumisas frente a la autoridad que ellos bien se saben dar.
Indicándole hacia dónde debía lanzar la bola y cómo hacerlo, él tomaba el control del juego, mientras que la mujer acataba tranquilamente las órdenes que su capitán le advertía.
Del mismo modo, lamentablemente, el género masculino tiene mayor capacidad para realizar algunas acciones que el género femenino no puede hacer todavía, como por ejemplo, al cargar cosas pesadas, estar mayor tiempo de pie, ejecutar deportes extremos, entre un sinfín de cosas.
Creo que es inaceptable la superioridad que el sexo masculino tenía años atrás y es un deber que tenemos todas las mujeres no permitir que vuelvan a tener semejante preponderancia en relación con nosotras.
Por supuesto, en muchos campos les hemos hecho competencia y hasta les hemos ganado, como por ejemplo en los diferentes deportes de natación, fútbol, pesas, atletismo, gimnasia; como directoras o presidentas de alguna asociación; en el hogar, al tener más control de las compras, la educación de los hijos, la cancelación de servicios; entre muchos más. Incluso, hemos alcanzado algo que ni siquiera ellos tienen: Día Internacional de la Mujer, celebrado el pasado 8 de marzo.
Con todo esto, quiero que quede claro que no pertenezco a la extrema feminista, pues creo en la posibilidad de que ambos sexos puedan convivir en paz y armonía, siempre y cuando se respeten sus derechos, así como también pienso que uno no podría sobrevivir sin el otro y así lograr la evolución de la vida en el planeta.

7 comentarios:

  1. Hola, Mari. :)
    Sabes que este tema me encanta.
    Te seguiré echando un ojito por aquí.

    Burbuja. XD

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, sí! me acordé de tí cuando lo publiqué! Más adelante escribiré otros parecidos que tengo en mente..!!
    Firma: Bellota.

    ResponderEliminar
  3. Ese juego de bolas criollas debió haber estado buenísimo. No me invitaste! (yo no sé jugar esa vaina, pero pa aprender).
    Atte,
    El alcalde de Saltadilla.

    ResponderEliminar
  4. jajaja, pues si! a mitad de juego fue cuando entendí en qué consiste la cosa y la otra mitad me reí y grité como no tienes idea (para animar al equipo que apoyaba y distraer al contrincante) Aunque no lo sé jugar. Pero es muy divertido! Para la próxima, te invito!
    Firma: Cheer leader de bolas criollas.

    ResponderEliminar
  5. David E. Finol29 marzo, 2009

    "...como por ejemplo en los diferentes deportes de natación, fútbol, pesas, atletismo, gimnasia..." fundamentos? que yo sepa, hombres y mujeres no compiten en las mismas categorías, por lo cual está bastante difícil sustentar esta alegación.

    Por mi parte, no puedo esperar el boom del feminismo, para poder ser un esposo trofeo.

    ResponderEliminar
  6. Vid: "En muchos campos les hemos hecho competencia y hasta les hemos ganado, como por ejemplo en los diferentes deportes de natación, fútbol, pesas, atletismo, gimnasia;...".
    Si lees bien, escribí y quise decir les hemos hecho competencia en esas categorías deportivas, aunque tienes razón en que no hacen competencias mixtas.. la verdad no soy experta en deportes (tu me dirás).
    Repito, yo no pertenezco a la extrema feminista por lo tanto, tampoco espero que seamos más fuertes que ustedes ni que compitamos por esposos trofeos; todos somos seres humanos y deberíamos tener iguales derechos.
    Gracias por comentar ;)

    ResponderEliminar
  7. Daviud E Finol06 abril, 2009

    Eso lo dices, pero no lo demuestras. Yo jamás he visto una competencia de deportes mixta.

    ResponderEliminar